La marca de caramelos estadounidense Ce De Candy está inmersa en una polémica tan embarazosa como involuntaria, debido a que entre los preadolescentes se ha puesto de moda triturar los Smarties y exhalar luego una nube de polvillo blanco para simular que fuman.


"Nuestra sociedad, que existe desde hace 60 años, deplora que se envíe un mensaje negativo a los jóvenes con esta utilización de nuestro producto", lamenta la dirección de Ce De Candy en un comunicado, mientras asegura que el asunto no ha tenido repercusión en sus ventas de Smarties.

Los falsos fumadores no se tragan el polvo, lo cual sería inofensivo, pues se acabaría diluyendo en la garganta o en la nariz. "De todos modos, creo que no es una buena idea", dijo al citado diario neoyorquino un médico a cuya consulta llegó un niño de nueve años con las fosas nasales irritadas por practicar el bautizado como 'Smoking Smarties'

1 comentarios:

Bebop dijo...

encontre un nuevo vicio :D