Dando una vuelta por la red me he topado con un caso grave de enfermedad mental. Me explico.

Bien es sabido que los típicos programas de "sopas de letras" y "suma los números" que emiten a media tarde o de madrugada son, en la mayoría de los casos, un timo que únicamente sirven para sacar la pasta a los pobres incautos.

Pero como en todo, en esto también hay excepciones, y es que existen algunos de esos programas en los que el espectador tiene la opción de entrar de verdad en directo y optar por el premio, siendo generalmente no tan desorbitado como los que ofrecen en los de mentira.

Véase el caso de Maruja y su ego entrometido. O también el que os presento a continuación.

La mecánica de este juego consiste en tratar de adiviar el objeto que sale proyectado en el croma situado a la espalda del presentador y como obsequio por acertarlo recibirás un par de entradas de cine, patrocinadas por cinecito, para cualquier película de tu localidad. Hasta aquí todo normal, pero ¿qué pasa si a la oportunidad real de entrar en directo a un precio razonable, le sumamos un plató desangelado tirando a cutre, un premio sin aparente encanto y al Santo Job como presentador? Pues que muchos desalmados aprovecharán para insultar gratuitamente y echarse unas risas:







Si he de ser sincero hay respuestas con las que irremediablemente he tenido que reirme, por su ingenio y factor sorpresa, pero otras muchas, sobre todo niñatos de no más de 15 años, sólo buscan la reiteración de otros que han llamado con anterioridad aprovechando la soledad de sus casas. Si yo fuera este hombre registraba las llamadas y me iba a buscarlos a todos Uzi en mano òó

2 comentarios:

nueve dijo...

jajaja, al parecer los pelados no tienen mucha suerte con este tipo de programa, aqui en Peru tambien hay uno parecido: http://www.youtube.com/watch?v=H6jNGDhWUWM

leif_erikson dijo...

jajjaja
que buena onda, muy pendejetes los que hablan, pero vaya cara de estupido del presentador, y en cima se la repiten hasta trez veces seguidas

xD, me encantaria que hubiera un programa de estos aca en mexico, pa hacer lo mismo