Numerosos medios se hacen eco hoy de este cartel que durante el verano ha ido proliferando en las vallas publicitarias de Sevilla. El eslogan: ¿Tan poco vales que tienes que pagar? La prostitución existe porque tú pagas. Parece que nuestro Ayuntamiento, a falta de inspiración para mejorar, por ejemplo, la prácticamente inexistente oferta cultural de la ciudad, ha encontrado una nueva manera de despilfarrar el dinero.

¿Y por qué digo esto? Este cartel no trata de suscitar un debate sobre prostitución sí, prostitución no. En esta ciudad nada es susceptible de ser debatido: todo lo que huela a divergencia en cuanto al punto de vista del sevillanito de náuticos, polito y pelo engominado, es hábilmente sepultado de antemano.

El motivo real de esta campaña es, según sevilla.org:

incidir en la imagen del uso habitual de la prostitución, como patrón de comportamiento típicamente masculino, para poner de relieve la situación de vulnerabilidad emocional, personal y social en la que se encuentran las mujeres sometidas a este tipo de explotación, al tiempo que se busca una actitud de rechazo personal y social ante esta práctica. Rechazo personal en cuanto a que se cuestiona el "valor" de los hombres que por diversas circunstancias recurren a la prostitución; rechazo social porque intencionadamente se aspira a conseguir el rechazo generalizado y el "afeamiento" social de esta forma de explotación.


Y no se queda ahí:

Es importante destacar que con esta Campaña no se pretende cuestionar, en ningún aspecto, a las mujeres que se encuentran en situación de explotación sexual. El objetivo de esta actuación es modificar la imagen y la visión que socialmente se tiene de los hombres que usan la prostitución y de la prostitución en si misma, como práctica que encubre una forma más de violencia de género y en consecuencia, atentatoria de los derechos fundamentales de las mujeres.


Se pueden sacar algunas conclusiones de la admirable retórica de estas feministas de Prêt-à-porter -nótese el regustillo ritintinesco del discurso, digno de bronca de novia despechada; perlitas cargadas de ironía con detalles como entrecomillar el "valor"- que, lamentablemente, desde hace un tiempo tienen carta libre en las instituciones de nuestro país.

1. La prostitución es una opción rechazable a toda costa.
2. Si sospechas que tu vecino se beneficia a alguna prostituta de vez en cuando, ya sea casado, soltero, rejuntado o viudo, recházalo. Pero no te conformes con despreciarlo interiormente: házselo saber a tu comunidad de vecinos, seguro que ellos también están deseando participar de este rechazo.
3. Pagar por sexo no es sólo malo, además es feo. Más o menos como que un niño se hurgue la nariz -o, como se dice por estos lares (no me preguntéis por qué): se mude-, en las fotos del convite de la comunión de su primo.
4. En Sevilla no existe la prostitución voluntaria, únicamente la explotación sexual.
5. La mujer, en cualquier caso, es una víctima. Si el hombre paga, ¿qué va a hacer la pobre sino prostituírse? Su actitud bajo ningún concepto es reprochable.
6. Actualmente, la opinión general respecto de los hombres que pagan a cambio de un tipo de prostitución que vulnera la Declaración Universal de los Derechos Humanos, es que son unos machotes. Hay comités de enhorabuena a la salida de los puticlubs clandestinos.

En fin, esto es lo que ocurre cuando uno se pone en manos de una combinación entre el Ayuntamiento sevillano y las gracietas de Aído.

6 comentarios:

Betiri dijo...

Desde Pamplona quiero dar la enhorabuena al ayuntamiento de Sevilla por atacar a una de las partes del mal de la prostitucion, es verdad que si no hay demanda no hay servicio pero tambien es una realidad que es despues del trafico de armas el mejor negocio para las mafias que se dedican al trafico de mujeres y para los proxenetas que viven de ellas.
Les invito a que oferten los servicios sociales necesarios para que estas mujere (victimas) puedan reinsertarse en la sociedad con el menor numero de secuelas posibles.

Dani Banegas dijo...

Apreciado Hipatia
Quisiera que vieras el Trailer de “Voces contra la trata de mujeres” (dura sólo 1 minuto) en http://www.emision.net/new/descargavideo.php?videos/TrataMujeresSpain.wmv
Después dime si de verdad consideras una "gracieta" el que el Ayunatamiento de Sevilla y muchos otros quieran acabar con esta práctica.
Saludos.

Jaume dijo...

La verdad es que la manera en la que frivolizas sobre una situación tan grave como la prostitución no me parece muy adecuada. "Pagar por utilizar" el cuerpo de un ser humano no me parece que sea algo como para estar muy orgulloso. Bajo la cuerda de la libertad de las personas se esconde un negocio de tráfico de personas de proporciones mayúsculas.

Hipatia dijo...

Si leéis bien la entrada, a lo que verdaderamente ataco es al punto de vista de la campaña, no a una "hipotética" campaña contra la explotación sexual. En ningún momento me he manifestado a favor de la esclavización y el maltrato de la mujer.

Parece ser que no he sido lo suficientemente clara o que no se ha sabido entender el mensaje.

Gracias por comentar igualmente.

ELENA dijo...

En general no me ha gustado el tono del articulo, no me parece claro. Pero aun asi que se oigan estos temas en la prensa esta muy bien, sobre todo que se critique al consumidor de prostitucion. Algo es algo.
un abrazo a todos.

INMA dijo...

La verdad es que se pueden hacer y se han hecho muchas campañas pero no son efectivas si no hay conciencia de que la prostitucion es otra forma de esclavitud que atenta a la dignidad de la persona. Y da igual que haya esclavos que quieran seguir siendolo, esto también pasaba en EEUU y Sudáfrica pero una sociedad verdaderamente humana no puede consentirlo