Dándome un paseo (comprando) por un supermercado de barrio cualquiera me han venido a la mente dos reflexiones:

1) Estamos en crisis, y es bastante gorda.
2) Somos extremadamente exagerados.

El panorama en las estanterías es desolador, apenas quedan víveres de uso común como el azúcar o las gominolas y la gente se amontona en las cajas para resguardar su mercancía en lugar seguro.

Ante tamaño desaguisado me empecé a encontrar falto de ánima... pero de pronto apareció él:



¿Magdalenas y agua únicamente le ayudarán a sobrevivir en este "Status quo"?

Quizá es que somos demasiado exagerados...

Vía cosecha propia (Nokia 6120)

1 comentarios:

Bebop dijo...

coge una magdalena e introducela en un vaso de agua y obtienes alimento para un día entero xD